Dra Sandra Ibanez

Ritinodectomia

El lifting o rejuvenecimiento facial es una cirugía que permite disminuir considerablemente los signos de envejecimiento y mejorar el aspecto facial.

La flacidez facial, el mentón caído, la pérdida de la línea mandibular sólo pueden ser corregidos a través de la cirugía facial. Generalmente, las cirugías realizadas entre los cuarenta y los cincuenta años de edad son mejor aprovechadas que las realizadas en personas de mayor edad, ya que la piel está mejor preparada, no presenta deshidratación y no hay tantas arrugas y pliegues, que pueden ser corregidos a través de la reubicación de tejidos.

Procedimiento

El tiempo quirúrgico en promedio es de 3 horas. Cuando realizamos cirugías faciales completas en las que tenemos que tratar párpados, frente, tercio medio y cuello es preferible usar anestesia general.

Las cicatrices hechas para corregir el tercio medio e inferior de la cara quedan delante del pabellón auricular y se extienden detrás de las orejas. Son bastante discretas y pueden ser disimuladas con el cabello. Al cabo de seis meses, estas cicatrices ya serán menos evidentes.

Post-Operatorias

  • Durante las primeras horas posteriores a la cirugía se puede sentir dolor moderado que es controlado con analgésicos. El dolor mejorara en un lapso de 48 a 72 horas.
  • La paciente  tendrá un dren que permitirá el drenaje del liquido remanente. Este dren se retirara en un lapso no mayor a 5 días.
  • Durante las primeras semanas la paciente usará una faja especial para la cara que mantendrá una presión moderada a los fines de evitar la acumulación de líquido en el área operada.
  • Se debe evitar cualquier tipo de esfuerzo durante los primeros 15 días de postoperatorio.
  • Debe evitarse las fuentes de calor (cocinas, secadores de pelo, peluquerías entre otros) durante por lo menos un mes.