Dra Sandra Ibanez

Mastopexia

El paso del tiempo, el efecto de la gravedad y factores como el embarazo, la lactancia pueden afectar el tejido mamario en una mujer. Como la piel pierde elasticidad, las mamas pierden su forma, firmeza y comienzan a caerse.

La Suspensión Mamaria ó Mastopexia es el procedimiento quirúrgico realizado para levantar y remodelar las mamas caídas, al menos por un tiempo, en vista que la cirugía no es capaz de detener el efecto de la gravedad.

La Mastopexia también puede reducir el tamaño de la areola y la piel oscura que la rodea. Si la mamas son pequeñas y tienen poco volumen, pero son caídas y flácidas, se puede combinar la colocación de prótesis mamaria con la Mastopexia, de tal manera de incrementar el tamaño, la firmeza y forma mamaria.

Procedimiento

El tiempo requerido para realizar la Mastopexia oscila entre 2 ó 3 horas, puede ser mayor si se combina con otros procedimientos como: prótesis mamaria, liposucción de la región y del contorno mamario.

La técnica quirúrgica varía dependiendo de cada Cirujano Plástico, pero la mayoría implica una incisión en forma de ancla, “T” invertida, en “L” ó solamente una incisión vertical, dependiendo por supuesto de cada caso en particular y de la técnica personal del Cirujano Plástico.

La incisión delimita la cantidad de piel y el tejido mamario que será removido y define la nueva posición de la areola y del pezón. Cuando el exceso de piel ha sido removido, el pezón y la areola se mueven hacia una posición más alta.

La incisión delimita por fuera, la cantidad de piel que será removida y define la nueva posición para el pezón.

 

Post-Operatorias

  • El proceso de curación es gradual.
  • El Cirujano Plástico indicará al paciente deambular y caminar lo más pronto posible, además de ser muy saludable ayuda a disminuir el edema e hinchazón.
  • El paciente comenzará a sentirse mejor después de una 1 ó 2 semanas.
  • Entre otras cosas el paciente debe cuidarse de mantener un mínimo de actividad ó reposo por lo menos los primeros 3 a 5 días.
  • Evitar toda actividad física extrema por al menos 2 semanas, especialmente aquellas que puedan aumentar la presión arterial, incluyendo levantar peso, realizar tareas del hogar, no levantar los brazos por encima de la cabeza y evitar consumo de alcohol.
  • Debe mantenerse un control post-operatorio para verificar y seguir la evolución de cerca. En caso de aparecer algún síntoma inusual, como por ejemplo incremento repentino del dolor ó sangramiento profuso, llame inmediatamente al especialista.

Antes y después